Sobre nosotros


Políticamente incorrecto
surge de largas conversaciones, de sobremesas con cafés algo cargados y de las ganas de decir en voz alta lo que todo el mundo piensa pero nadie se atreve a hacer suyo.

Tabúes, tolerancia, contenidos políticamente correctos… de todo esto y, haciendo honor al nombre de la página, de la alergia a las gilipolleces de una sociedad “moderna” que se cree mucho más avanzada de lo que está, surgió el deseo de ser claro, sincero, directo y de hacer que el lector se replantee sus esquemas mentales.

De todo esto (y de un poquito de mala leche) surgió Políticamente incorrectoTodos los artículos aquí publicados están contrastados con fuentes expertas y avalados por datos. No se vierten opiniones infundadas, se explican y plantean realidades cotidianas, incómodas en su mayoría.

La idea de esto es hacer que el lector piense, que se plantee y replantee verdades anidadas en todos los rincones de su mente. Políticamente Incorrecto trata de enfadarte, de molestarte, de hacer que te sientas aludido, que quieras responder y que pongas el cerebro en funcionamiento porque no hay nada peor que vivir cegado por la ignorancia en la sociedad de la información.